Archivos mensuales: febrero 2011

Sistemas de tipo plano. Una manera sencilla de jugar a la ruleta

Hace algunos años, los sistemas de tipo plano para jugar a la ruleta fueron muy solicitados, para más tarde ir cayendo poco a poco en el olvido. Sin embargo, en la actualidad se pretende rescatar estos sistemas, por parte de muchos apostadores, debido a su eficacia y sencillez.
La estructura básica de estos sistemas de tipo plano es la siguiente:
En principio, se dejan pasar diez bolas sin realizar mientras tanto ninguna apuesta. Una vez pasadas estas diez bolas, nos aseguramos de cual es la docena que ha salido más veces y apostamos a ella una sola ficha. Caso de que ganemos, contaremos diez bolas hacia atrás a partir de la jugada ganadora y volvemos a apostar a la docena que predomine. Caso de que perdamos, deberemos continuar hasta ganar. Si, apostando a la misma docena, se perdieran diez fichas consecutivas, habrá que coger la referencia de las diez bolas anteriores, teniendo en cuenta que debemos apostar a la seisena que más veces haya salido. Procederemos de igual forma que en el caso anterior y jugaremos hasta ganar o hasta perder diez fichas de manera consecutiva. Caso de que suceda esto último, pasaremos a tener como referencia la transversal que tenga más salidas. Si volvemos a perder otras diez fichas, cambiaremos el parámetro, debiendo apostar ahora al caballo que haya salido más de entre las diez última bolas.
Aplicando este sistema de parámetros cambiantes, en teoría conseguiremos equilibrar las pérdidas con rapidez y además obtener pequeñas ganancias al menos, pero constantes. Sin embargo, debemos tener muy en cuenta que cuarenta fichas de pérdida deberán marcar el final de la noche de juego. Quiere decir, que si perdemos diez fichas de manera consecutiva al cambiar nuestra apuesta al caballo con más ventajas, deberemos levantarnos y dar por concluida nuestra jornada de ruleta. Esta medida es una buena fórmula de evitar el riesgo de pérdidas que puedan ser irrreparables.
El sistema plano puede ser excelente para implementar con fichas que tengan un alto valor, debido a que al proporcionarnos pocas fichas de ganancia, nos permite cierta seguridad, dándonos por otro lado posibilidades de que podamos obtener buenas ganancias. Otro factor importante es la versatilidad; es decir, podemos ponerlo en práctica con un capital pequeño, aunque también cuando se cuenta con más de mil fichas resulta realmente ideal.